Logo Chapay  
 
 
PERSONAJES DEL CHACO
A   B   C   D   E   F   G   H   I   J   K   L   M   N   O   P   Q   R   S   T   U   V   W   X   Y   Z   | Todos
Buscar en "Personajes del Chaco"
Filtros: Nombre aplicado
Filtros: Ámbito de actuación
Filtros: Nacionalidad
Orden Cantidad
Modo de visualización
 
 
Nombre y Apellido Tomás Bautista Fasola
Nacimiento 17.03.1908
Fallecimiento 02.03.1988
Origen Corrientes, Argentina
Ámbito Local
Biografía
Aumentar tamañoDisminuir tamaño

Nació en Esquina, Corrientes, el 17 de marzo de 1908. Séptimo hijo (eran 10 hermanos) de Félix Fasola y Emilia Chiapparelli.

Sus estudios primarios y secundarios los realizó en la Escuela Mixta "Dr. J. Alfredo Ferreira" de su ciudad natal, egresando con el título de Maestro Normal Nacional el 20 de noviembre de 1928.

Comenzó su carrera docente con una corta suplencia en la Capital Federal.

En 1930 fue designado maestro en Fuerte General Roca (Río Negro), pero con la caída de la Presidencia de Hipólito Yrigoyen fue declarado cesante.

El 9 de noviembre de 1932 fue nombrado maestro de segunda categoría en la Escuela Nº111 de "Dos Lagunas", Chubut. Poco tiempo después recibió el ascenso como Director de la Escuela Nº65, paraje "La Bombilla", Chubut; mucho más al sur del lugar anterior. El 1 de junio de 1933 fue confirmado como Director Infantil.

El lugar era sumamente inhóspito, donde soplaba constantemente el viento huracanado. La población estaba formada casi en su totalidad por indígenas araucanos.

Organizó una Escuela Hogar para facilitar la asistencia de los alumnos. Ellos debían recorrer grandes distancias por senderos pedregosos., afrontando el ventarrón y el frío intenso. En ese entonces se dictaba clases los sábados también. Terminada la tarea escolar de fin de semana, después de almorzar, regresaban a sus hogares. Los padres colaboraban por turno sólo con media res de oveja que el Director hacía alcanzar para los seis días de la semana. La carne se conservaba helada teniéndola colgada. El Dr. Fasola, de su peculio, compraba la mercadería necesaria para el resto de la alimentación. Los alumnos aprendían a cocinar.

Por la mañana los niños asistían a clases y por la tarde recibían enseñanzas manuales junto a la hoguera; bordaban y tejían con lana, trenzaban cueros, hacían tientos, caronas y lazos; embalsamaban animales salvajes de la zona.

Cuando el viento y el frío aminoraban y se podía salir al patio jugaban al fútbol.

La escuela carecía de muebles cuando el director se hizo cargo de la misma. Los fabricó con los niños utilizando cajones de pino que el almacenero les daba.

El edificio escolar era de barro con techo de cinc. Ellos arreglaban las goteras y desperfectos de pisos; blanqueaban las paredes con cal, siempre tenían tareas. De esta manera el maestro-director no sólo instruía sino que educaba y formaba futuros hombres.

El Sr. Fasola dedicaba sus horas libres a la lectura, o bien, acompañado por un lugareño, que hacía de asistente y guía, salía a caballo y hacía largas excursiones por las montañas. Aprovechaba estas salidas para la caza de liebres, avutardas y otros animales.

Después del acto patriótico del 25 de mayo y del clásico chocolate, regresaba a Buenos Aires donde residían sus padres y tres de sus hermanos. Se despedía de sus alumnos hasta el mes de septiembre que reiniciaban las clases después de este período de vacaciones. Generalmente viajaba en camiones de carga por falta de otros medios de transporte.

Su familia vivía preocupada por el lugar desolado de su residencia y por la ausencia de comunicación; donde otros docentes no pudieron permanecer más de tres meses él hizo de su misión un apostolado de abnegación digno de imitar.

A instancias de sus padres solicitó su traslado. El 24 de agosto de 1936 se hizo cargo de la Escuela Nº139 de Pampa Aguado, jurisdicción de Presidencia Roque Sáenz Peña de nuestra provincia.

En su nuevo destino mantuvo una excelente convivencia con el vecindario. Se instaló en una pequeña chacra fiscal cercana a la escuela. Trabajó con entusiasmo y dedicación enseñando no sólo a niños sino también, en forma indirecta, a los padres; principalmente dirigiéndolos en las tareas rurales y los incitaba a la práctica del cooperativismo y de la solidaridad, dando él, el ejemplo. Prestaba sus herramientas, dinero y ponía su auto a disposición de la comunidad.

Se preocupó y logró hacer propiedad de la Escuela Primaria Común Nº139, cuatro hectáreas de tierra. El edificio, en 1936, contaba con un salón grande de clases. Con el trabajo de la cooperadora y vecinos el edificio se amplió con las necesidades necesarias para los alumnos.

El Sr. Fasola visitaba a los familiares que no enviaban a sus hijos a la escuela; los estimulaba y la concurrencia iba creciendo. Fue creando secciones de grados, solicitó maestros, se construyeron cuatro salones más para aulas, cocina, galerías, aljibe con gran capacidad y baños adecuados. Se cercó el perímetro de propiedad, se plantaron árboles y se marcaron canchas. En otros espacios libres enseñó a sus alumnos a formar huertas y a criar ovejas y abejas hasta el día de su jubilación. Cesó el 1 de agosto de 1961.

Todos los que conocimos al maestro Fasola sabemos de su recta trayectoria, de su honorabilidad y del aprecio que recibía de sus vecinos y de la gente conocida del pueblo.

Todos los fines de semana iba hasta Presidencia Roque Sáenz Peña.

Fue presidente del Club Democrático Español y socio de la "Cooperativa Sáenz Peña", actuó en el cargo de síndico en la comisión directiva.

El 13 de agosto de 1948, en Esquina, Entre Ríos, contrajo matrimonio con la docente, compañera de trabajo, Luisa Rosario Vitale. En el campo criaron sus diez hijos: Ricardo, Susana, Emilia, Alicia, Silvia, Luisa Graciela, Gilda, Félix, Liliana y Carlos; siendo adolescentes se desprendían de sus padres para continuar la escuela secundaria y luego algunos la universidad.

En 1987, sus hijos lograron que aceptara trasladarse a Esquina donde tenía una casa heredada de sus padres. Añoraba el lugar donde pasó los mejores años de su vida, y por una cuestión suscitada con los caseros regresó a su querida casa de campo de Pampa Aguado y falleció a los 80 años, el 2 de marzo de 1988. Sus trabajos de educador, de consejero y de labrador le proporcionaron una gran estima en la colonia y una existencia de templanza digna de imitar. Su muerte causó gran pena entre los vecinos y amigos.

  • Un grupo de vecinos y ex-alumnos solicitaron a las autoridades escolares la imposición del nombre "Maestro T. B. Fasola" a un aula de la escuela donde se desempeñó durante 25 años como director. El acto se llevó a cabo el 5 de octubre de 1991.

Fuente: -Hombres y Mujeres que Hicieron Chaco- de Lidia Polich de Calvo.

 
 
Agregá tu comentario
Nombre o apodo
E-mail
Mensaje
Caracteres disponibles
Código de validación
Ingrese el código
 
 
2004 - 2016 © Chapay.com.ar