Logo Chapay  
 
 
PERSONAJES DEL CHACO
A   B   C   D   E   F   G   H   I   J   K   L   M   N   O   P   Q   R   S   T   U   V   W   X   Y   Z   | Todos
Buscar en "Personajes del Chaco"
Filtros: Nombre aplicado
Filtros: Ámbito de actuación
Filtros: Nacionalidad
Orden Cantidad
Modo de visualización
 
 
Don Pedro Raúl Salica
Fuente: Fotografía familiar entregada por la Sra. Mariel Salica
Nombre y Apellido Dr. Pedro Raúl Salica
Nacimiento 07.1907
Fallecimiento 28.02.1992
Origen Santiago del Estero, Argentina
Ámbito Local
Categoría Salud
Síntesis Médico santiagueño que instalado en Villa Berthet desplegó una descollante actividad científica y humanitaria. También, como Presidente de la Comisión de Fomento, dejó una magnífica gestión municipal como legado. El Hospital de esta localidad chaqueña lleva su nombre.
Biografía
Aumentar tamañoDisminuir tamaño

Nació en Santiago del Estero, en julio de 1907. Cursó los estudios secundarios en el Colegio Nacional de su ciudad natal, egresando con las más altas calificaciones y medalla de oro.

El 1 de marzo de 1934, en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, se recibió de Médico Cirujano. Tuvo sus primeras experiencias como médico en varios establecimientos sanitarios de la Capital Federal en carácter de practicante, en el Instituto Jenner, Hospital Central Militar, Hospital Rawson y Hospital Neuropsiquiátrico (ex Hospital Las Mercedes).

Después de cincuenta días de recibido, se dirigió hacia el Chaco con destino a Villa Berthet, cuando esta localidad era prácticamente una aldea, punta de riel, rodeada de numerosos obrajes, en la época de oro de la explotación forestal. Por ese entonces ya estaban radicados otros facultativos: el Dr. Mauricio Lisky desde 1929 y el Dr. José Laluf desde 1930, que anteriormente había estado en Gancedo, con quienes compartió horas de desvelo en bien de la salud de esta población.

Al llegar al Chaco tuvo que detenerse en Villa Ángela como escala obligatoria antes de arribar al pueblo destinado, visitó al prestigioso médico Dr. Ramón Santiago Freyre, quien le dio sabios consejos, cómo debía comportarse en el ambiente y le habló de la enfermedad de Chagas, que azotaba la región.

Joven, activo, con un sinnúmero de anhelos y esperanzas, abrazó su profesión, ofreciendo al naciente pueblo su más desinteresada colaboración. Se entregó al noble ejercicio de la medicina con la vocación y la devoción del médico que entiende, comprende y ama a sus semejantes, brindándoles su humano saber y sacrificio en aras de la recuperación de la salud, de la vida.

Se desempeñó como Médico de la primitiva Sala de Primeros Auxilios; Médico de la Policía; Director del Hospital Rural durante 21 años; Médico de la Forestal Argentina; en la mayoría de estas organizaciones su trabajo fue ad-honorem. Atendió en la misma forma a los niños de la escuela, asesoró a los alumnos de la Cruz Roja.

No hubo ninguna actividad comunitaria, social, política, deportiva o religiosa que no lo haya tenido como protagonista. Se desempeñó como primer Presidente de la Cooperadora de la Escuela Nº79, de la Comisión Directiva Pro Compra de la Usina Eléctrica; de la Comisión Directiva Pro Creación del Banco del Chaco; Presidente de la Comisión del Racing Club colocándolo en un lugar de privilegio; de la Comisión Pro Creación del Colegio Secundario; Presidente de la Comisión de Fomento durante los años 1942 – 1943 y de 1945 a 1947; y Médico ad-honorem de este organismo designado desde 1938. Durante su presidencia, la principal preocupación fue la salud de la población. Entre las primeras medidas adoptadas, figuraron: la prohibición del arrojo de residuos domiciliarios a la vía pública; la recolección de basura; se nombró un encargado del Cementerio; se solicitó a la Dirección de Tierras y Colonias la subdivisión de lotes para ampliar el ejido comunal; se construyeron alcantarillas en el radio urbano y en los caminos de acceso al pueblo. A partir del 19 de julio de 1945, el Dr. Salica asume nuevamente la presidencia de la Comisión de Fomento. Con el deseo de mejorar el aspecto del pueblo y velar por la higiene del mismo, se ordenó el barrido de las veredas por parte del propietario; se mejoró la Plaza Pública y se instalaron juegos infantiles y bancos de descanso; se trazaron nuevas calles y se arreglaron veredas; se completó la construcción de la Capilla Taller y del Templo Evangelista.

Se gestionó la creación de la Escuela Nº452 en el Barrio Norte, y la de otros servicios públicos, pero sobre todas estas inquietudes sobresalía su apostolado en la medicina. Era el médico nato que no escatimaba esfuerzos para seguir adelante haciendo su propia experiencia, estudiando en "algún momento libre" y concurriendo a las reuniones y jornadas científicas cuando se creó la Asociación Médica del Chaco en 1949.

Por entonces la enfermedad del Chagas transmitida por la vinchuca era una amenaza constante para la población, por lo que el Dr. Salica se unió al pequeño grupo de médicos dirigido por el Dr. Salvador Mazza para investigar dicha enfermedad en todos sus aspectos. El centro operativo era la M.E.P.R.A. (Misión de Estudios de Patología Regional Argentina) en Jujuy, adonde se enviaba el material de sangre, tejidos y otros para el procesamiento correspondiente. Ello dio por resultado un verdadero avance en el conocimiento y detección de los casos agudos. Una de las características era terrible: la Encefalitis Chagásica y Salica tuvo el raro privilegio de descubrir el parásito Tripanozoma Cruzi en el cerebro de un niño fallecido. Fue el primer caso documentado y publicado en la Argentina y uno de los pocos del mundo.

Debemos reconocer que ha sido un médico luchador, estudioso, de una voluntad y carácter envidiables, que nunca faltó a reuniones científicas de la Asociación Médica del Chaco, donde presentó variados trabajos. Además del ya mencionado, fueron publicados los siguientes: "Chagoma Metastásico simulando abscesos múltiples"; "Chagomas – Formas Clínicas", en colaboración con el Dr. Santiago Freyre; "Acción de la penicilina en dosis masiva en la forma aguda de la enfermedad de Chagas–Mazza"; "Pie de Madura a granos negros", en colaboración con el Prof. Flavio Miño y Dr. Ramón Santiago Freyre; "Intoxicaciones por Plaguicidas – Experiencias Clínicas", que en Sesión Científica Extraordinaria como homenaje al Dr. Santiago Freyre, obtuvo el 2º premio: Medalla de Oro. En jornadas médicas, en forma conjunta con el Dr. Freyre actuó como relator sobre la enfermedad Chagas–Mazza, formas agudas y crónicas.

En el año 1981, en General Pinedo, el Dr. Pedro Raúl Salica fue distinguido y homenajeado, con el deseo de mostrar al pueblo todo, el reconocimiento al médico rural, que tiene espíritu y deseos de perfeccionarse, estudiando e investigando, pese a los grandes inconvenientes e incomodidades del ambiente rural. Recordemos que en esa época no existían caminos asfaltados ni estaban completamente tendidas las redes de medios de comunicación. En el acto de su homenaje, la Asociación Médica del Chaco le hizo entrega de una medalla de oro.

En 1982 el Dr. Salica tuvo otra distinción: "Premio al Médico Rural", otorgado por la Revista Iberoamericana de Infectopatología con el auspicio de la Asociación Médica Argentina, por su magnífica labor de médico rural, sus investigaciones y publicaciones de trabajos científicos.

Es digno destacar que un paciente tuvo una oreja reimplantada luego de un traumatismo, la oreja fue recogida del suelo. El Dr. Salica preparó todo y procedió a la reimplantación con total éxito.

El Dr. Pedro Raúl Salica se unió en matrimonio con la docente Ángela M. De Bianchetti y tuvieron dos hijas: María Elcira y María Cecilia. El espíritu cristiano de este matrimonio permitió que estuvieran dispuestos en ofrecer su domicilio para los actos religiosos hasta tanto se construyó el templo. También las familias Besil y Saucedo hicieron lo mismo.

El pueblo lo recuerda como aquel médico, que a cualquier hora y en cualquier lugar siempre tuvo la mejor predisposición humana para calmar el dolor de sus semejantes. Llegó al pueblo sólo con su título profesional y en 1970 regresa a Santiago del Estero, si ciudad natal, prácticamente sin fortuna alguna, pero con deseos de continuar la obra humanitaria, desempeñándose como Médico del Hogar y Centro de Rehabilitación del Ciego "Dr. Braille", Médico Escolar y Presidente de "Amigos del Ciego", todo ad-honorem.

Dejó de existir el 28 de febrero de 1992, a los 84 años.

  • El Ministerio de Salud Pública y Acción Social del Chaco, por Resolución Nº694 del 27 de marzo de 1992, impuso el nombre de " Dr. Pedro Raúl Salica" al Hospital Rural de Villa Berthet, a pedido del pueblo en justo homenaje a este profesional altruista y generoso.

Fuente: -Hombres y Mujeres que Hicieron Chaco- de Lidia Polich de Calvo.

 
 
Comentarios
   
Usuario: Mariel Salica | mariel4452@hotmail.com | Fecha: 31.07.2013 | Hora: 01:57:34
Mi padre..un Grande!!!Benditos uds.por recordarlo...
   
Usuario: Jessica Ruzzi | jessiruzzi@hotmail.com | Fecha: 18.04.2011 | Hora: 14:52:04
quisiera saber si me pueden pasar un numero a donde comunicarme con el doctor. gracias
   
Usuario: Analia Serafini | annytesey@hotmail.com | Fecha: 07.03.2011 | Hora: 20:35:14
si,la verdad,un fenomeno mi abuelo fue!
   
Usuario: Roberto Olivares | rob.963@hotmail.com.ar | Fecha: 05.03.2011 | Hora: 15:14:42
muy bueno
 
Agregá tu comentario
Nombre o apodo
E-mail
Mensaje
Caracteres disponibles
Código de validación
Ingrese el código
 
 
2004 - 2016 © Chapay.com.ar